Saltar al contenido principal de esta página

EspañaDuero revisa dos décimas al alza, hasta el 2,5%, el crecimiento previsto para Castilla y León en 2017

24/07/2017
De izquierda a derecha, Francisco García Navas y Felisa becerra (de Analistas Económicos), junto a Manuel Rubio, director territorial de España Duero en Valladolid

De izquierda a derecha, Francisco García Navas y Felisa becerra (de Analistas Económicos), junto a Manuel Rubio, director territorial de España Duero en Valladolid

El Producto Interior Bruto de Castilla y León ha crecido un 2,5% en el primer trimestre de 2017
 
La entidad financiera presenta en Valladolid el décimo número de su informe “Previsiones Económicas de Castilla y León”
 
Soria y Segovia pueden ser las provincias que registren un mayor crecimiento de la actividad económica en 2017 (2,8% en ambos casos), junto con Burgos (2,6%).
 
EspañaDuero ha presentado hoy en Valladolid el décimo número de su publicación “Previsiones Económicas de Castilla y León”, que recoge los datos correspondientes al primer trimestre de 2017, así como las previsiones de crecimiento para el conjunto del año. En el primer trimestre de 2017, el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León ha crecido un 0,8%, situándose la variación interanual en el 2,5%, cuatro décimas por debajo de la registrada en el trimestre anterior. Para el conjunto de 2017, nuestras estimaciones señalan un crecimiento del 2,5%, dos décimas superior al estimado en marzo.
 
Al igual que el número anterior, este informe de EspañaDuero, de periodicidad trimestral, se divide en tres partes: Contexto Económico, Coyuntura Económica de Castilla y León y Análisis Provincial. El primer apartado se centra en el análisis del contexto internacional y nacional, en tanto que en la segunda parte se analiza la evolución reciente de la economía regional y sus expectativas de crecimiento, incluyendo las previsiones de crecimiento del PIB y el empleo para 2017. Por último, se incluye un análisis de las nueve provincias de Castilla y León, incorporando estimaciones y previsiones de crecimiento de la actividad económica.
 
Contexto Económico
 
La actividad económica mundial ha continuado avanzando a buen ritmo en la primera mitad del año, tanto en las economías avanzadas como en las emergentes. Al mismo tiempo, este escenario más positivo se ha visto respaldado por la bondad de los resultados empresariales y el contexto más estable de los mercados financieros, a tenor de los resultados electorales en Europa, la nueva tendencia a la baja del precio del petróleo y la confirmación de un calendario esperado de normalización de la política monetaria en EE.UU. y en la Zona Euro. En este contexto, la actualización de las proyecciones presenta un tono más optimista, aunque el ritmo de crecimiento del PIB mundial en 2017, en torno al 3,5%, se quedará por debajo del promedio observado en las dos décadas anteriores a la crisis.
 
En el caso de la economía española, los datos de coyuntura más recientes reflejan un perfil positivo, creciendo el PIB un 3,0% interanual en el primer trimestre del año, la misma tasa que en el trimestre anterior, observándose una aceleración de la inversión y un menor dinamismo del consumo privado. En este sentido, el consenso de los analistas sostiene que la tasa de crecimiento podría superar el 3% en el conjunto de 2017, mostrando la recuperación un ritmo sostenido, casi idéntico al del pasado año. Sin embargo, persisten notables desequilibrios con respecto al conjunto de la UEM, en particular, la elevada tasa de paro.
 
Coyuntura Económica de Castilla y León
 
En el primer trimestre de 2017, el Producto Interior Bruto de Castilla y León ha crecido un 0,8%, situándose la variación interanual en el 2,5%, cuatro décimas por debajo de la registrada el trimestre anterior y medio punto inferior a la estimada para el conjunto de España.
 
Este aumento se ha debido a la demanda interna, que ha aportado 3,3 puntos porcentuales al crecimiento del PIB en Castilla y León en el primer trimestre del año (en torno a un punto más que en el conjunto nacional), si bien esta contribución se ha reducido tres décimas respecto al cuarto trimestre de 2016. Esta moderación se ha debido al menor dinamismo del gasto en consumo de los hogares (2,5% frente al 3,1% previo), ya que tanto el gasto en consumo de las Administraciones Públicas como la inversión han experimentado mayores avances que en el trimestre anterior (5,9% y 2,5%, respectivamente).
 
Por el contrario, el saldo exterior ha restado 0,8 puntos porcentuales al crecimiento del PIB entre enero y marzo de este año (-0,7 puntos porcentuales en el trimestre previo), debido al mayor crecimiento de las importaciones. En este sentido, las importaciones totales han pasado de crecer un 1,3% interanual en el cuarto trimestre de 2016 a incrementarse en un 4,3% en el primer trimestre de 2017, mientras que las exportaciones han crecido un 3,2% en términos reales, frente al 0,3% previo.
 
En lo referente a la oferta, durante el primer trimestre de 2017 se ha producido un mayor crecimiento interanual del Valor Añadido Bruto en la construcción y en los servicios, registrándose tasas superiores al 3% en ambos sectores. Sin embargo, el crecimiento de la industria se ha ralentizado hasta crecer menos de un 1%, debido al descenso en las ramas energéticas, aunque también se ha desacelerado el crecimiento de las ramas manufactureras. Asimismo, el VAB del sector primario ha disminuido tras ocho trimestres consecutivos de incrementos, influido por la climatología adversa.
 
Los indicadores relacionados con el mercado de trabajo continúan mostrando un perfil positivo, aumentando el empleo un 2,8% en el primer trimestre del año, según la Encuesta de Población Activa (3,1% en el trimestre anterior). Por sectores, la creación de empleo se ha intensificado en los servicios y en la construcción, moderándose en la industria y disminuyendo el número de ocupados en las actividades agrarias. El número de asalariados ha crecido casi un 4%, descendiendo, por el contrario, el número de empresarios sin asalariados. Se registra además un mayor repunte de la contratación temporal y del empleo a tiempo completo, aunque la ocupación a tiempo parcial también ha crecido. Por su parte, el número de parados ha disminuido un 18,3% respecto al primer trimestre de 2016, descenso en el que también ha influido la pérdida de población activa, situándose la tasa de paro en el 15,1% (18,8% en España).
 
En lo que respecta a las previsiones de crecimiento para Castilla y León, nuestras últimas estimaciones prevén un crecimiento del PIB del 2,5% para el conjunto de 2017 (3,2% en 2016), dos décimas más de lo previsto en marzo, dado el mejor comportamiento registrado por la actividad en la construcción y los servicios y la mejora de la inversión. Este aumento seguirá sustentado en la demanda interna, especialmente en el gasto de los hogares (2,4%), ya que este supone en torno a dos tercios del PIB regional. Por su parte, el gasto en consumo de las Administraciones Públicas podría aumentar un 1,3%, en tanto que la inversión crecerá un 3,1%. Por el lado de la oferta, el sector agrario puede descender un 2,1%, en tanto que para el resto de sectores se prevén aumentos, entre el 2,0% del sector industrial y el 2,8% de la construcción, siendo el sector servicios (2,7%) el principal motor de este crecimiento, ya que representa en torno al 62% del PIB de Castilla y León.
 
En cuanto al mercado de trabajo, nuestras estimaciones señalan que el número de ocupados en Castilla y León crecerá en el promedio de 2017 un 2,0%, tres décimas más de lo estimado en marzo, debido en gran medida al mejor comportamiento de lo previsto en el sector servicios. Exceptuando el sector agrario (-3,5%), el número de ocupados crecerá en el resto de sectores, destacando en términos relativos el incremento previsto en el sector de la construcción (6,2%), aunque en términos absolutos resulta más relevante el aumento estimado para el sector servicios (casi 12.000 ocupados más que en el promedio de 2016), que concentra casi el 70% del empleo de la región. Teniendo en cuenta este incremento del empleo y la ligera pérdida de población activa (-0,1% respecto a 2016), el número de parados descenderá en el promedio de 2017 en casi un 11%, situándose la tasa de paro en el 14,1% (17,5% en España).
 
Análisis Provincial
 
Respecto a las provincias de Castilla y León, según estimaciones de nuestro Indicador Sintético de Actividad, todas han registrado incrementos en la actividad en el primer trimestre de 2017, estimándose un mayor crecimiento en Segovia (3,1%), junto con Burgos y Soria (3,0% en ambos casos). Las provincias de Ávila y Valladolid habrían mostrado también un incremento superior a la media regional (2,5%), aunque estas tasas no son estrictamente comparables, situándose en torno a esta el avance de Zamora. Por el contrario, León (2,0%), así como Salamanca y Palencia (2,2% en ambas) han mostrado aumentos algo más moderados.
 
Las previsiones para el conjunto de 2017 apuntan a un incremento generalizado de la actividad económica, si bien algo menos intenso que el registrado el año anterior. Soria y Segovia (2,8% en ambas provincias), así como Burgos (2,6%) podrían registrar los mayores crecimientos de la actividad, situándose en torno a la media regional (2,5%) los avances de Ávila, Valladolid, Zamora y Palencia, y por debajo de esta los incrementos en León (2,1%) y Salamanca (2,2%).
 
EL INFORME ÍNTEGRO PUEDE CONSULTARSE EN EL SIGUIENTE ENLACE
 
https://www.espanaduero.es/PortalServlet?pag=1418717870911.1433246193805&menu0=infocorporativa